Control del Flujo Vaginal

Las secreciones vaginales son uno de los principales motivos de consulta ginecológica en el mundo y llevar un correcto control del Flujo Vaginal es muy importante para evitar infecciones o de ocurrir, poder tratarlas de manera prematura para que los daños sean los mínimos.

Los consejos de los profesionales para llevar un perfecto control del Flujo Vaginal son:

  • Prestar atención a los cambios notorios en el color, consistencia, olor y cantidad así como al ardor, picazón e inflamación.
  • Mantener una higiene adecuada en la zona vaginal usando jabones neutros, nunca utilizar desinfectantes puros ni limpiarse exageradamente.
  • Evitar la contaminación anal, es decir, nunca limpiarse de atrás hacia delante.
  • Preferir ropa interior de algodón frente a otros tejidos, ya que permiten respirar y absorben el exceso.
  • Evitar el uso de pantalones muy ajutados. Siempre son mejores las ropas sueltas y aireadas.
  • Si las toallitas femeninas ocasionen molestias, utilizar algodón.
  • Ejercer una sexualidad responsable y no compartir ropa interior con otras personas.
  • Realizar los controles periódicos con su ginecólogo.

Cada mujer tiene su propia percepción de lo que es su Flujo Normal, pero esta percepción tiene que ir actualizándose durante las diferentes etapas de su vida, ya que el flujo no es el mismo de niña, en la adolescencia, de adulto o en la “menopáusia“. Pero a pesar de ello, cualquier variación en las características o cantidad del Flujo Vaginal fuera de lo normal, debe ser tratado siempre por un especialista; ya que puede suponer una infección que de no ser tratada correctamente provoque daños graves en el aparato reproductor femenino, llegando a causar infertilidad.

Según los especialístcas, lo más importante cuando se detecta una variación anormal del Flujo Vaginal es NO automedicarse, puesto que se enmascararía el cuadro infeccionso que causa el problema y podría derivar en un examen ginecológico erróneo en el momento de acudir al especialista, retrasando así la curación y favoreciendo que el ataque sea más problemático.

 

Última revisión: 18 de Enero de 2018.