El punto G femenino

Como estimularlo adecuadamente para conseguir el Orgasmo Perfecto.

A un gran número de mujeres en todo el mundo les cuesta mucho llegar al orgasmo en cada relación sexual e incluso muchas piensan que no se puede llegar al él sin que el clítoris sea estimulado directa o indirectamente. Pero en los años 50, el ginecólogo alemán “Ernst Grafenberg”, descubrió una zona en la vagina que al ser estimulada podía causar intensos orgasmos. A ésta zona se la denominó “punto Grafenberg“, aunque a causa de lo complicado del apellido del ginecólogo, hoy día se le denomina en todo el mundo “punto G“.

Vibrador Feelztoys Fonzie Rosa

El punto G es una zona rugosa que se encuentra aproximadamente a unos 5 centímetros de la entrada de la vagina, en la zona de la vejiga, es decir, en la parte delantera del cuerpo. Realmente el denominado punto G, se encuentra en la “esponja uretral“, que posee multitud de terminaciones nerviosas lo que le confiere de una alta sensibilidad a la estimulación.

Durante la excitación sexual, ésta zona recibe mucho flujo sanguíneo, lo que hace que aumente su tamaño, momento en el que es más sencilla su localización. De todos modos, por lo general, masajeando la zona de la “esponja uretral” se consigue una excitación suficiente como para que el flujo sanguíneo aumente y por tanto lo haga también el punto G, momento que habrá que aprovechar para presionarlo suavemente, estimulándolo de manera adecuada para provocar orgasmos muy intensos.

Éstos orgasmos, pueden provocar incluso la llamada eyaculación femenina, ya que la “esponja uretral” se encuentra junto a las “glándulas de Skene” que también pueden reaccionar a la irrigación sanguínea produciendo un líquido similar al creado por la próstata en los hombres y que será expulsado por la abertura de la uretra, durante el orgasmo.

Como es habitual en el cuerpo humano, el tamaño de cada uno de los órganos puede variar de unas personas a otras, por lo que si el punto G es demasiado pequeño puede ser muy difícil de localizar y su estimulación manual puede ser casi imposible. No hay que preocuparse por ello, ya que para facilitarnos la estimulación de ésta zona hay multitud de juguetes eróticos, que por su especial diseño llegan exactamente a la zona deseada y gracias a las vibraciones que emiten provocan una perfecta estimulación del punto G por pequeño que sea, que se traduce en orgasmos muy placenteros.

 

Última revisión: 5 de Diciembre de 2017.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *